DEPORTES DE COMPETICION

 

POLO

 

Imagínese a dos caballos que se acercan a todo galope y se cruzan tan solo a unos centímetros. Esto ocurre a menudo en el Polo, uno de los juegos más rápidos que jamás se hayan inventado, y probablemente también uno de los más emocionantes.

El Polo consta de dos equipos de cuatro jinetes cada uno, en un campo de un máximo de 275 x 183 metros que intentan golpear a una pelota para marcarle un tanto al equipo contrario. Cada partido se divide en una serie de períodos llamados chukkas, normalmente entre cuatro y ocho, de siete minutos de duración cada uno. El equipo que marque más goles a sus oponentes, resulta ganador.

 

Un origen Oriental:

El Polo es un juego antiguo que se originó hace más de dos mil años en Persia. Los partidos se solían celebrar ante la presencia del rey. La caballería obligatoriamente practicaba este juego para mejorar la equitación y habilidad en la batalla. Desde Persia, el polo se extendió hasta China, el Tibet y finalmente a la India, donde durante el servicio en la frontera noroeste lo aprendieron a jugar los oficiales del ejército británico. El primer encuentro se celebró en Inglaterra en 1869. La Hurlingham, Polo Association, fundada en 1873, estableció las reglas del juego y en poco tiempo ya se celebraban torneos por toda Europa, América y Australia.

No obstante, la India siguió siendo la nación con un mayor número de participantes, debido al esplendor aportado por la riqueza de los marajás, los campos y la disponibilidad de oficiales de la caballería británicos e indios y sus caballos.

La segunda guerra mundial detuvo la práctica del Polo en Europa, durante unos siete años y desde entonces se ha restablecido gradualmente. En el norte y el sur de américa continuó prosperando especialmente en Argentina, que desde 1936 ha triunfado en la copa de las Américas.

El Polo en la actualidad: se juega en todos los continentes y en más de sesenta naciones, y continúa en aumento. En cada país se adjudica un valor, o handicap a los jugadores según su habilidad de acuerdo con el estándar internacional, de manera que cada cual tenga un grado entre el mínimo de "cero" y el máximo de "diez" . El valor de los cuatro jugadores se suma para calcular el hándicap del equipo. En la mayoría de los torneos, el equipo con menor valor recibe una ventaja de goles de acuerdo con la diferencia entre ambos hándicaps. Los partidos se organizan para enfrentar a los equipos con hándicap similar.

La mejor exhibición de este deporte puede verse en Argentina, donde la final nacional suele constar de dos equipos de cuatro jugadores con un hándicap de diez cada uno. Es posible que el equipo argentino sea capaz de derrotar al equipo formado por los mejores jugadores del mundo.

La Federación Internacional de Polo (FIP) se fundó en 1983, por iniciativa argentina, para ampliar la base de la competición internacional. Las naciones miembros de la FIP pueden participar cada cuatro años en el Campeonato del Mundo, de un nivel de hándicap de entre 10 y 14. En un principio, los equipos deben clasificarse ganando torneos en su zona, ya sea Europa, Asia, Norteamérica, Sudamérica, África o Australia, para proceder a la final del año siguiente, en la que se enfrentan:

  • los ganadores de las demás zonas
  • los equipos de la nación anfitriona
  • el equipo que venció en la final anterior

Excepto Europa, donde los equipos pueden transportar sus propios caballos con relativa facilidad, la nación anfitriona debe proporcionar a cada equipo un total de 30 jacas (caballos). Todos los partidos se juegan con hándicap y en seis chukkas.

La FIP también ha fijado el reglamento que actualmente se emplea en todos los encuentros internacionales y ha encargado a un comité formado por representantes argentinos, británicos y estadounidenses que examine el reglamento para conseguir igualar el criterio en todos los países del mundo.

continua la próxima semana